Crowdfunding no, pero..., por Jose Manuel Real



Jose Manuel Real, editor "jefe" de Bastión Rolero, blogger/youtuber de piedrapapeld20, ha escrito varios ensayos roleros para publicaciones como Canino, forma parte de varias asociaciones de rol y ha participado en varias campañas de CF y Patreon como mecenas"

Como más de un lector nos habrá encasillado pensando en que tanto este texto como el blog en si van a hacer una defensa del “crowdfunding no” quiero empezar este artículo dejando claro lo que os vais a encontrar: un “no pero”. Uno matizado, no como cuando un amigo dice “no soy racista pero” y acaba haciendo una soflama rancia en la que mete en el mismo saco a varias razas, con la posible intención de tirar ese saco al mar.

Crowdfunding no, pero no tenemos mejores alternativas. 

De un tiempo a esta parte venimos hablando de la “Edad Dorada” como causa y solución de todos nuestros problemas, defendiéndola bajo una bandera a la que muchos se han arrimado: ahora cualquiera tiene la posibilidad de ser su propio editor. Esto abre las puertas de la autoría a todo aquel que tenga una idea, sepa venderla y esté dispuesto a aguantar el maratoniano proceso de “x” días subido a un cajón y promulgando los beneficios de su producto; hemos llegado a este punto gracias a la oportunidad que da la informática de que cualquiera tenga en su casa un equipo de maquetación, diseño y una ventana a encontrar los contactos necesarios (maquetadores, ilustradores, imprentas), pero a la vez lo hemos hecho porque el tejido editorial, la pata de la mesa que se suponía más fuerte, parece que se ha debilitado de un tiempo a esta parte.

Los crowdfundings son actualmente la única manera de sacar proyectos que una editorial no se atrevería a acometer por si misma. Y esto ha permitido que las propias editoriales, que deberían de gozar de un colchón financiero suficiente, necesiten de esta herramienta para lanzar productos que el comprador medio (recordemos: 30 a 40 años, empezó en el auge del rol en España en los 90, poder adquisitivo, compra rol con regularidad aunque sabe que no podrá jugar a muchos) pague. El árbol que supone que salga un nuevo libro de rol no nos deja ver el bosque, que es que actualmente una editorial que sepamos puede permitirse vivir de esto. Y por si la perspectiva no dejara de ser negra, en otras vías como el patronazgo nadie que quiera vivir de los juegos de rol lo está haciendo actualmente.

Ahora el rolero medio tiene ideas, lleva madurándolas desde que empezó a jugar, trabaja o se maneja con el Indesign, comenta en redes sociales, tiene un blog y “es alguien”. Ahora ese rolero quiere conducir en vez de dejarse llevar y existen unas herramientas que se lo permiten, puede saltarse el proceso de aprendizaje que supone fundar, trabajar y tratar de vivir de una editorial y centrar su producto directamente en el consumidor. Y eso es maravilloso ya que si no fuera así muchas ideas se verían atascadas en el filtro que estas ponen para prevenirse de una bancarrota; el crowdfunding nos ha permitido que productos maravillosos lleguen a nuestra casa y licencias jugosas acaben jugándose o adornando nuestros estantes. La democracia de lo lúdico ha llegado con lo bueno y lo malo de esta: que con la suficiente promoción cualquiera tenga en sus manos una cantidad obscena de dinero sin que sepamos si ha contado con todos los avatares que se pueden presentar a la hora de sacar un juego adelante.

No voy a personalizar en proyectos. Todos conocemos alguno que se ha retrasado y del que no llegan noticias, que ha salido con una calidad ínfima, plagado de erratas o incluso que no ha llegado a conseguirlo por lo delirante, poco atrayente u obsoleto de su propuesta. Algunos incluso los hemos jaleado y promocionado nosotros mismos, con un sentimiento de impunidad sincero (pero no por ello menos impulsivo) ya que confiamos en aquella persona sin saber si está preparado para afrontar lo que se viene: maquetación, corrección, ilustraciones, imprenta, distribución, costes añadidos… 

¿Es el crowdfunding la mejor solución? No, pero no tenemos otra alternativa. En un mercado en el que muchas editoriales han perdido fuerza por una combinación de crisis económica y falta de valentía o en el que tenemos ausencias flagrantes como la de juegos indies españoles, el mecenazgo es la última oportunidad para muchos de poder ver los productos que quieren en el mercado, pero a la vez es una puerta abierta a productos de mala calidad que devalúen el conjunto o minen la confianza del consumidor. 

Tenemos lo que nos merecemos, y quizá (digo yo, aventurándome a dar soluciones sin saber lo profundo del problema) una madurez del hobbie nos dé en un futuro más de lo que nos merecemos: más inversión por parte de las editoriales, mejores propuestas, mejor valoración de riesgos, más intención de mirar hacia adelante y no echar la vista atrás en busca de licencias que renovar… La sensación es la de ver de frente un coche que se mueve despacio sin saber que detrás ahora son cuatro los que lo empujan: editoriales, asociaciones, tiendas y autores. Eppur si muove, pero no como querríamos.

Quizá sea el momento de luchar por merecernos algo más, pero actualmente el crowdfunding es necesario. No es la panacea y ha dejado algunos cadáveres por el camino, pero es la única manera de renovar el mercado y dar oportunidades a muchos autores de demostrar lo que valen. Parafraseando a la película: "no es la situación que necesitamos, pero sí la que tenemos ahora mismo"; es un buen método para sacar adelante productos siempre que el público esté educado, sepa cuánto ha costado en tiempo y dinero a sus autores llevarlo a cabo y valore si realmente merece su inversión. 

Que un mecenazgo caiga no debe de ser visto como una mala noticia, sino como una señal de que se está siendo más crítico con dónde se invierte el dinero y se sabe apreciar el esfuerzo en dar un resultado profesional. Ahora depende de editoriales, autores y consumidores saber cuánto queremos prolongar esa situación.

COMENTARIOS

Nombre

Activos Análisis Entrevistas Internacional Noticias Opinión Rol
false
ltr
item
Central de Crowdfundings: Crowdfunding no, pero..., por Jose Manuel Real
Crowdfunding no, pero..., por Jose Manuel Real
https://1.bp.blogspot.com/-K57VSd0uMuY/WCHg3mYo2kI/AAAAAAAANkg/udA0yjHlT64v34IRvW8o1_Q9EFahSLGywCLcB/s640/uncertainty.jpg
https://1.bp.blogspot.com/-K57VSd0uMuY/WCHg3mYo2kI/AAAAAAAANkg/udA0yjHlT64v34IRvW8o1_Q9EFahSLGywCLcB/s72-c/uncertainty.jpg
Central de Crowdfundings
http://centraldecf.blogspot.com/2016/11/crowdfunding-no-pero-por-jose-manuel.html
http://centraldecf.blogspot.com/
http://centraldecf.blogspot.com/
http://centraldecf.blogspot.com/2016/11/crowdfunding-no-pero-por-jose-manuel.html
true
6935144155768674841
UTF-8
No se encontró ninguna entrada VER TODO Leer más Responder Anular respuesta Borrar Por Inicio PÁGINAS ENTRADAS Ver todo RECOMENDADO ETIQUETA ARCHIVO BUSCAR TODAS LAS ENTRADAS No se encontró ninguna entrada que se corresponda con tu solicitud Volver a inicio Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Miér Jue Vie Sáb Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Ahora mismo Hace 1 minuto $$1$$ minutes ago Hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago Hace más de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Por favor, comparte para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos copiados en el portapapeles Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy